ARRELS D’AIRE de Ricard Martínez Pinyol a Última Hora (17.04.21)

Ricard Martínez Pinyol reúne su obra poética en ‘Arrels d’aire’

El poeta de Tortosa acaba de presentar el libro en Palma y Algaida

En ‘Arrels d’aire’ (LaBreu Edicions), Ricard Martínez Pinyol (Tortosa, 1959) recupera seis poemarios que ya había publicado y añade el libro inédito ‘Érem tan fràgils’. El poeta presentó el volumen, el jueves, en la librería Embat de Palma y, el viernes, en el auditorio del Casal Pere Capellà de Algaida, siempre acompañado por el escritor Miquel Bezares.

En concreto, la publicación recorre la producción poética del autor desde 1996 a 2020, con los poemas de ‘Interval’ (libro de artista, de 1996), ‘Les aigües secretes’ (Moll, 1996), ‘Abelles i oblit’ (Lleonard Muntaner, 2006), ‘La verdor i l’absent’ (Pagès Editors, 2008), ‘La inspiració i el cadàver’ (Moll, 2011), que ganó el Premi Mallorca de Poesia en 2010, ‘Anyil’ (Lleonard Muntaner, 2016) y el inédito ‘Érem fràgils’ (2020). “Algunos de estos libros eran imposibles de encontrar”, contó el autor, quien detalló que “de estas ediciones anteriores había cosas que me gustaban y otras que no, he querido hacer un drenaje, una selección, he suprimido algunos poemas y otros los he reescrito, este libro supone una obra poética actualizada”.

En el libro, que cuenta con un prólogo de Joan Todó y un epílogo de Albert Roig, se encuentran poemas de métricas y extensiones diversas, con versos muy breves y sintéticos, y otros mucho más extensos y elaborados, en prosa poética. “Estoy abierto a cualquier formato”, confiesa el autor, que aseguró que “hay una cierta influencia de la poesía japonesa, un mundo que me fascina, y por las formas orientales, también por su estética”. En el uso del lenguaje, hay también variedad. “Nací en Tortosa, donde pasé la infancia, mi madre es de Barcelona y llevo treinta años viviendo en Mallorca, son tres variantes lingüísticas que he intentado unificar”, declaró.

Martínez Pinyol destacó que “soy escritor y grabador, las dos actividades se retroalimentan, además me interesa la escultura en la naturaleza”. El mar protagoniza algunas páginas del libro. “Pasé la infancia en Les Cases d’Alcanar, el mar siempre ha estado presente en mi vida, me impresionó Mallorca al descubrir sus aguas cristalinas, además me di cuenta de las similitudes del habla de la isla con el tortosí”, apuntó el escritor, afincado en Algaida, que se instaló en Mallorca en 1991, después de vivir unos años en Barcelona. En la isla, montó el taller de grabado y estampación Torculari.

A nivel literario, no esconde la influencia de escritores mallorquines como Bartomeu Rosselló-Pòrcel, Blai Bonet o Andreu Vidal. “Conocí a Blai Bonet, al que visité en Cala Figuera, guardo sus cartas, el músico Joan Valent me animó a ir a verle”, contó Martínez Pinyol. Precisamente, Valent musicó el poema ‘La mort’, de Martínez Pinyol, en su disco Ensems (2002). El literato detalló que “con Andreu Vidal éramos muy amigos, teníamos la misma edad, nos pasábamos libros, nos criticábamos, nos peleábamos y nos emborrachamos juntos, es un referente para mí”.

Carles Domènec (Barcelona) Última Hora

 

Deixa un comnetari

Subscriu-te a la nostra newsletter